1.ª Mención especial del Jurado del Concurso de Artes Plásticas y Fotografía 2013

COLEGIO DE ESPAÑA

PARÍS 

Mi calle, óleo sobre lienzo

Actualidad

Podéis dejar un comentario en el Libro de visitas.

 

Juan Antonio Tinte, <<Begoña Summers: color urbano>>, El Punto de las Artes (Madrid), 3 al 16 de julio de 1998, p. 9:

<<La ciudad, es ese otro paisaje que, surgido de la intención, siempre se enfrenta al natural y que de igual modo a éste, es poseedor de unas reglas y susceptible de elevarse en altas estructuras comparable a la aleatoreidad con la cual surgen masas arbóreas. Enormes masas que parecen ir sumergiendo aquí, en la ciudad, al habitante en una especie de caos donde los límites psicológicos de sus formas, crean equilibrios distanciados pero, siempre, manteniendo un eje de relaciones que dan cobijo a una peculiar "fauna" que, igualmente, se disputa el territorio y se corresponde, se ignora entre sus componentes y se compenetran en un juego interminable de insólita normalidad que en pocas ocasiones nos disponemos a interpretar desde el lado de quien contempla una gran escena.

No significa esto, atender al más hostil de los propósitos, también, como es el caso de Begoña Summers, Licenciada en Bellas Artes, desde una objetividad bienintencionada reflexionar acerca del lado más estimulante que la ciudad ofrece, cuando no, animar al ejercicio mediante el cual, dejar a un lado el más proceloso de los considerandos sobre el paisaje que habitamos y llegar a ejercitar dicha propuesta como enmienda hacia lo óptimo que la ciudad también posee.

Begoña es pintora de color vivo, extenso, de grandes planos cromáticos que avivan el encuentro con el espectador. Por que, en cada obra, los motivos se convierten en intenciones, y éstas, son las que la pintora tiene. Por ello, nada está de más, y todo, es tal cual lo siente, desde el dibujo transgredido de fondo glosado, al enorme color de resuelta factura.

La artista madrileña, ha sido capaz, a través de su trayectoria, que aunque joven ya se dilata en el tiempo, de dotar al paisaje de característica personal para que éste sea soporte de las incidencias plásticas sobre él, con propósito de amplitud no sólo como forma de subvertir el gris cemento, sino también, con el firme compromiso de hacer veraz la visión de esta precoz pintora para con el entorno, tanto urbano como natural, que de igual modo presenta en esta muestra y que acoge sus pasos, sus prisas y descansos.

En este caso, por encima del argumento sobre el que trabaja, donde existe una vocación claramente urbana, Begoña impone la pintura. Suu pintura que anima la parte dispuesta para la alegría de pensamiento en un lenguaje bastante definido e intuitivo, donde se descubre, soterradamente, el lado adulto que parece esconderse tras la intencionada inocencia de estos cuadros, pero que delatan una sólida formación pictórica que presumimos seguirá avanzando hacia la vinculación total obra-juego como ocupación de un nuevo espacio. Sin sobresaltos y con la dejadez necesaria para tentar al espectador desde el lado más lúdico de la pintura. Quizá, por otro lado, el más serio y difícil de articular.>>

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Begoña Summers De Aguinaga

Página web creada con 1&1 Mi Web.